domingo, 11 de julio de 2010

Aterrizando en Hong Kong

Después de un vuelo sin incidencias (más allá de exhaustivos controles de seguridad y una larga escala con wifi gratuita que aprovechamos para comprar vuelos internos en Borneo con maswings), llegamos a Hong Kong al mediodía. Disponíamos de un día y medio para conocer un poco esta fascinante ciudad – estado. Y las primeras horas no nos cundieron demasiado...



Cambiamos un poco de dinero para coger el autobús A21 (33 HKD) hasta Tsim Sha Tsui, en Kowloon. Como hacía mucho que no la liaba, leyendo entre líneas en la información que había buscado en internet, entendí que teníamos que bajarnos en la primera parada así que eso hicimos al principio de Nathan Road, unas 12 paradas antes de lo debido. Nos dimos cuenta después de dar unas pocas vueltas, desacostumbrados a llevar la mochila a la espalda y con más calor de lo deseado.

Durante la caminata preguntamos en varios hoteles, algunos de dudosa reputación. Todos estaban fuera de nuestro presupuesto así que decidimos continuar hacia la zona de las Chunking Mansions, edificio donde se concentran innumerables guesthouse económicas. Hicimos una parada técnica para comer los primeros noodles del viaje y cambiamos algo más de dinero antes de llegar al edificio Mirador, 100 metros antes y de similares características. Preguntamos en un hostel pero estaba lleno y la mujercilla nos acompañó al de su tío: Maple Leaf Guesthouse (Bloque E, piso 12, Chunking Mansions) donde pagamos 500 HKD por dos noches en una mini-habitación con aire acondicionado y baño privado, televisión y wifi, muy limpia. Suficiente.

Echamos una minisiesta reparadora y apuramos tanto que llegamos tarde al espectáculo de luz y sonido en la Avenida de las estrellas, 20:00 h. Lo volveríamos a intentar la próxima noche. Nos fuimos a descansar pronto después de pasear un poco por la zona disfrutando del impresionante Skyline de Hong Kong por la noche.

2 comentarios:

laloybea dijo...

Por fin noticias¡¡ bien y bien , tiene buena pinta Hong Kong; si es que no se puede leer entre líneas jajajaja.
Ya tienes tele para esta noche??
besicosss

Silvia dijo...

Hola chicos! Qué alegría! Ya estabámos ansiosos por recibir noticias vuestras... Seguid contando vuestras aventuras para animarnos un poco lo que nos queda hasta las vacaciones. Un besico