martes, 19 de agosto de 2008

Retenidos en Pakse

El domingo llegamos a Pakse sobre las 7 de la tarde, justo a tiempo para coger el autobus VIP que nos tenia que llevar a Vientiane. Malas noticias, no sale. Las lluvias de la semana pasada en la capital (que no se veian hace 20 años) han complicado el viaje desde el sur. Intentamos ir al centro a ver si hay alguna otra posibilidad y, desgracias de la vida, caemos en manos de "nuestro peor amigo de Pakse".

Al preguntar en el restaurante hindu en el que habiamos cenado el otro dia, nos recomiendan una agencia de viajes (Pakse Travel) que esta alli cerca. Al principio nos engaña y parece amable, incluso nos "vende" una minivan para aprovechar el dia siguiente en la meseta de Bolaven. No hay autobus, ni vuelos, ni ninguna otra manera de ir a Vientiane. Incluso nos planteamos abandonar Laos para ir a Camboya o al norte de Tailandia. Al final, por unanimidad, apostamos por este pais que tanto nos esta gustando. Mas tarde nos enteramos a traves de unas chicas catalanas que se puede ir en bus local. Algo empieza a no cuadrar.


Pasamos el lunes viendo plantaciones de te y cafe, cascadas muy chulas inmersas en el verde de la zona, algun pueblo teoricamente "alejado" del turismo en el que viven minorias etnicas,... En uno de ellos encontramos decenas de niños, muy majos, jugando en la calle, casi todos desnudos y con pocos juguetes aparte de un trozo de carton o una piedra. Uno de ellos, de apenas 3 o 4 años, se divierte plaza arriba y plaza abajo correteando con un palo en la mano en el que ha enganchado la hoja de un arbol. Le ha hecho un par de cortes en los extremos y consigue que gire como un molinillo de viento... que felicidad!

Otro pequeño, de ojos saltones y que apenas sabe andar, nos mira fijamente con recelo. Da unos pasos hacia nosotros, se para, vuelve a andar,... se da media vuelta pero pronto se gira para volver a mirarnos. No sabe que hacer. Su hermano mayor (o vecino) quiere llevarselo pero el se resiste: nos esta investigando. Al final pierde el interes y se va con el resto. Mientras tanto, Lalo ha entablado amistad con el resto gracias a las fotos de la guia. Como bien nos comentaron El y Ella en el crucero, son increibles las diferencias en el punto de vista de cada uno sobre un mismo hecho: ML se va preocupada por el futuro de estos niños y su salud, mientras que yo me quedo con la impresion de que son felices con lo poco que tienen.


A traves del movil del conductor nos siguen llegando malas noticias sobre nuestra ansiada salida de Pakse. A la vuelta, nos acercamos de nuevo a la agencia sin que haya novedades. Solo podemos coger el bus local de la mañana siguiente, que sale a las 8:30 y no llega hasta un dia mas tarde. Preguntamos en la competencia y, sin mucha conviccion, nos dicen que el autobus de hoy esta lleno. Lleno? Si se suponia que no habia. Vamos a intentarlo en el restaurante hindu para desempatar. La respuesta ni la recuerdo porque enseguida nos empezaron a pedir 50.000 kips que, teoricamente, nos habian devuelto de mas el dia anterior. Vamos hombre!

En Internet no hay forma de encontrar nada, asi que salimos dispuestos a llegar a la estacion de buses que conociamos para, al menos, comprar billetes de autobus para el dia siguiente. Otro grupo de catalanes que habiamos conocido, y que como nosotros estan recorriendo Laos de sur a norte, nos confirman que se van esa misma noche hacia Vientiane en bus VIP, y que otros compañeros suyos han salido a las 6 de la tarde en bus local. Lo que faltaba! Damos media vuelta y bastante cabreados nos dirigimos a la oficina de nuestro "amigo". Lo ponemos verde pero de poco sirve. Nos manda a otra estacion VIP en la que un autobus esta dispuesto para salir. Solo quedan 3 plazas. Como somos 4, no nos venden los billetes. Volvemos a discutir con el que ML califica como "peor enemigo de todos nuestros viajes". El no reconoce su incompetencia e incluso mas tarde nos deja una nota en el hotel con mas explicaciones. Dudabamos si tenia mala intencion o simplemente era muy torpe, pero al final nos decidimos por lo segundo.

Al dia siguiente, intentamos coger el bus local con la esperanza de que "solo" le cueste 12 horas. Un par de discusiones con tuk-tukeros mas tarde llegamos a la estacion para descubrir que, efectivamente, se tardan mas de 24 horas. Volvemos al centro decididos a coger el bus VIP de por la noche, resignados a "perder" un dia en Pakse. Como el hotel era barato, pagamos una noche mas para poder dormir un poco y poder ducharnos. Todavia tenemos tiempo para ver una escuela de monjes budistas y el mercado local. A las 20:35 hacemos la ola cuando, por fin, conseguimos dejar atras esta ciudad.

4 comentarios:

pak dijo...

pero es que teniais que haber ido a la estacion de autobuses, vienen precios, horarios, tiempos y todo en unos paneles... y hay autobuses locales para todos lados.

laos es muy facil y son buena gente, no intenteis hacer nada con agencias, estareis pagando una comision que no tiene sentido porque se puede hacer todo directamente por ti mismo.

de todas formas creo que no eran mas de 24 horas el bus pakse-vientiane... pero a saber, yo pare en savanahket para no hacerlo de golpe.

bueno, suerte en la continuacion y disfrutad de laos de verdad, es de los mejores paises de asia.

saludos.

Ivan GS dijo...

Menos mal que eso no es Jordania, os llega a pasar alli y os volveis en el primer avion que salga pa madrid :P

Ya era hora de que actualizarais el blog, que Nuria amenaza con pasarse al blog de lolita :D

Sila dijo...

Bueno, bueno al fin os pudistéis marchar y aún aprovechastéis,aunque se hacen nervios. Hace caso de pak e ir directamente a la estación en según que países parece que será mejor.
Besos

ml dijo...

Gracias por los consejos. Normalmente pasamos de agencias pero cuando hay varias estaciones de autobuses y cada una en una punta pierdes demasiado tiempo comparando, ademas de dinero y dicusiones con los tuk-tuks. Ademas los buses locales en Laos son demasiado para nosotros, y eso que estamos hechos a todo (a casi todo). En teoria el trayecto eran unas 12 horas pero como habia inundaciones el bus no pasaba de noche y habia que esperar al dia siguiente para poder cruzar el tramo en malas condiciones. Cosas que pasan cuando llueve mas que en los ultimos 20 a;os.

Ivan, tranquilo que intentaremos publicar con mas frecuencia que la competencia, je,je.

Alis, la verdad es que si que hicimos nervios pero son "gajes del oficio".

Besines para todos y gracias por vuestro apoyo.