domingo, 17 de agosto de 2008

Las cuatro mil islas

Nos levantamos tempranito para coger un autobus hacia Si Pha Don, ya cerquita de Camboya. En esta zona el rio Mekong alcanza hasta los 14 kilometros de anchura en la epoca de lluvias, pero en la temporada seca aparecen multitud de islotes por lo que esta region es conocida como la de las 4.000 islas.

Nos fuimos hasta Don Khon, una de ellas, famosa por su tranquilidad. El autobus nos dejo en Ban Nakasang donde cogimos una barca que nos acerco hasta alli. Impresionaba navegar este inmenso rio en una embarcacion tan pequeña, pero llegamos sin problemas. Comparamos en un par de hotelillos y nos quedamos en unos bungalows en la orilla del rio, con su terracita hacia el Mekong y su indispensable hamaca.


Despues de comer ibamos a alquilar unas bicicletas pero la lluvia repentina nos hizo cambiar de planes y echamos una buena siesta. Luego cogimos las bicis y empezamos a recorrer esta pequeña isla, bordeandola al principio yendo por la orilla del rio. Pronto hicimos amistad con los pequeños habitantes de las casitas que nos ibamos encontrando e hicimos numerosas fotos. Como se reian cuando se veian en la pantalla de la camara digital! Esquivando las zonas donde el rio estaba un poco desbordado llegamos a los campos de arroz y quedamos realmente cautivados por Laos. Definitivamente no nos va a defraudar.


Por la tarde estuve haciendo un poco de guerra psicologica a nuestros compis de viaje. Parece que el rio esta muy crecido..., no se si el bungalow justo en la orilla sera seguro..., creo que en la guia ponia que en epoca de lluvias habia que buscar alojamiento en la parte interna de la isla... Se estuvieron riendo de mis "miedos", jeje, pero por la noche, como estaba lloviendo, Lolita acabo levantandose a ver si subia el nivel del rio.

Al dia siguiente repetimos la experiencia y alquilamos las bicicletas a la pareja de "ancianos carismaticos" que nombra la Lonely Planet porque parecia que el sillin era mas comodo. Recorrimos la parte oeste de la isla, viendo unas cascadas y una supuesta playa de arena desde la que se veia la otra orilla del Mekong, ya en Camboya. Las chicas nos quedamos con ganas de repetir el paseo del dia anterior y rehicimos el camino por los verdes arrozales. Aunque mirando las nubes del cielo parecia que iba a ser el fin del mundo, al final no llovio y pudimos disfrutar de nuevo de los peques, de los campesinos arando con los bueyes, de la gente bañandose en el rio...


El domingo teniamos intencion de volver a Pakse para coger un autobus nocturno hacia la capital. Finalmente decidimos alquilar una minivan entre los cuatro (80 USD) para poder parar en Champasak y ver el templo de Wat Phou, aprovechando asi mejor el dia. Para llegar hasta alli tuvimos que cruzar el rio con un ferry que consistia en tres barcas unidas en las que cabian hasta siete vehiculos.


En las ruinas Marcos continuo causando furor y una laosiana, con la que ya habia entablado conversacion en el ferry, se quiso hacer una foto con el. Tiene mucho exito por aqui, en Bangkok tambien le pidieron hacerse otra foto con un chico. Lo voy a tener que atar en corto.

8 comentarios:

marcis dijo...

Que majicos los ninos que nos encontramos nada mas llegar y que con unas hojas en la mano nos "mataban" mientras gritaban "Niam, Niam!"

laloybea dijo...

Si es q ir con sex symbols no hace mas q retrasar el viaje desde luego!!! q poca verguenza,
q hara nuestro peor amigo de Pakse?

Julia dijo...

q buena pinta tiene Laos de momento...Espero q disfruteis mucho, queremos más noticias!!Besikos!!

Anónimo dijo...

bueno chiquetes, que me alegro que vaya todo bien. A ver si nos vemos el lunes y hablamos de la parte del nepal, que creo que me voy a animar. Talue!

Potter

Silvia dijo...

Hola chicos!
Ya teníamos todos ganas de "oir" algo desde aquellas tierras... Por aquí de vuelta a la "asquerosa" rutina, pero bueno...
ML tengo una foto en mi buzón de salida de un platito de cangrejo rey que nos comimos y estoy buscando el mejor momento para enviártela, a ver si yo también te puedo dar un poco de envidia...
Besos.

Sila dijo...

Así, que ML causaba furor por Africa que casi la cambia Marcis por algún camellico, y, en Asia van a poder cambiar a Marcis por unas bicicletas y unos cuantos granos de arroz, je, je...
Tampoco me puedo creer ML que tengas miedo de que las lluvias lleguen a inhundar el bungalow, si tu no tienes miedo a ¡nada! Aún me acuerdo cuando saltabas cuan sarrio en busca de los ibones del Alba (que nadie conoce) mientras yo cuan pato mareado intentaba alcanzarte. Disfrutar de lo que tiene una pinta estupenda: Laos y sus gentes. Besos a los 4 aventureros

Sila dijo...

!Ah! y otro guau beso a Lolita, se me olvidaba...

ml dijo...

A ver si os contamos mas cosicas de nuestras aventuras laosianas, es que somos muy lentos escribiendo, nos pasan muchas cosas y no sabemos resumir.