jueves, 31 de julio de 2008

Ya en Siria

La mejor opcion para ir a Damasco desde la capital jordana parace ser utilizar un taxi colectivo, no sale mucho mas caro que el autobus y los tramites en la frontera son mucho mas rapidos. Llegamos donde se juntan estos taxistas y cuando ya parece que nos vamos con uno vemos que los demas pasajeros estan pagando 10 cuando nos habian dicho 11. Estos jordanos hasta el final intentan sacarte todo lo que pueden. Como no hay manera de que nos bajen el precio nos vamos a la oficina de al lado cuyo coche ademas es un todoterreno, por lo tanto mas grande e iremos mas comodos. Despues de que nos aseguran que no va a Beirut, aunque lo pone en la puerta del coche, salimos rumbo a la frontera.

Llegamos sin problemas a la linea del mapa. Control en el lado jordano para enseñar el pasaporte y tramites de inmigracion. Hay que pagar 5 dinares por salir (menos mal que por lo menos te ponen un sello de Petra) y por fin en Siria, jeje. Ya teniamos el visado tramitado desde España asi que todo va un poco mas rapido, ademas nos dicen que vayamos a la fila de los diplomaticos, vamos ascendiendo de nivel. Nos miran el pasaporte para comprobar que no hemos estado en Israel y de nuevo al todoterreno para continuar camino a Damasco.

El paisaje ya parece diferente. La carretera, con mas baches, llena de camiones repletos de tomates, sandias... Creo que va a ser verdad eso de que se come bien por aqui.

El taxi colectivo nos deja a las afueras y estamos un poco perdidos. No tenemos liras sirias todavia y tampoco ninguna guia de viajes que nos oriente sobre los precios de un medio de transporte al centro. Despues de escapar de varios taxistas pesados, negociamos con uno mas tranquilamente y llegamos a un acuerdo (2 USD). Muy majete nos lleva al lado del casco antiguo de Damasco. Callejeamos y buscamos hotel para un par de dias. Esta complicado encontrar algo decente y bien de precio, ademas las recepciones suelen estar al final de unas largas escaleras, y con la mochila!! Finalmente nos quedamos en el New Promise, por unos 12 euros (habitacion doble con aire acondicionado y baño privado).

Ya instalados, nos vamos a comer que ya va siendo hora. Sigo con mi dieta de arroz (todavia prefiero no comer nada mas) y Marcos un Kebah con yogur. Vemos platos con criadillas, sesos, lengua de cordero... No se, no se, si no me voy a hacer vegetariana por unos dias.

Siesta y a llevar la ropa a lavar, que hemos ido acumulando arena de toda Jordania. Aqui hablan menos ingles y nos las tenemos que ingeniar para entendernos con gestos con los de la lavanderia. Al final llegamos a un buen acuerdo, 20 SYP por pieza. Ademas hemos aprendido que si hacen como que se limpian las manos significa que es gratis (la ropa interior).

Pasamos el resto de la tarde perdiendonos por las calles del antiguo Damasco. Esta bien ir un dia sin la guia y dejarte llevar. Encontrarte con la Mezquita de los Omeyas sin saber que iba a estar ahi o con un local donde todavia hay un cuentacuentos, aunque sea para turistas.


Disfrutamos con los puestos del zoco. Lastima que todavia no me convenga comer pistachos, los venden pelados y todo. Los sirios parecen buena gente. Vemos una pequeña panaderia y nos invitan a pasar. Quieren que hagamos el pan aunque amablemente les decimos que casi mejor que no. Y posan para las fotos. Que majetes!

Nos orientamos bastante bien y sabemos volver a la zona conocida cercana al hotel. Cenamos e incluso encontramos un sitio para navegar un rato. Hemos sobrevivido sin un libro de referencia. De todas formas, mañana intentaremos encontrar uno, aunque sea en ingles.

Al dia siguiente, la mañana se nos pasa volando. Buscando la Lonely Planet, mirando como esta el cambio en los bancos, yendo a la oficina de turismo, buscando "La caperucita roja" en arabe para unos amigos...

Vamos a recoger la ropa a la lavanderia y al llegar al hotel vemos que nos faltan los calcetines. Tenemos que volver e insistir un poco para que se levanten (estan echando la siesta en unos colchones en el suelo) y miren. Menos mal que al final se dan cuenta de que se habian olvidado de darnos una bolsa porque lo unico que sabian decirnos es "Welcome to Siria!".

Volvemos a deleitarnos paseando por el casco antiguo de Damasco. Hay oficios curiosos: el que vende zumo de mora en un puesto con ruedas, el zapatero que esta en medio de la calle y le arregla la bota a Marcos, los que pasan a maquina de escribir los papeles que les llevan, el que vende chucherias, los que llevan una tetera gigante encima, otros con una cafetera express como la de los bares en la parte de atras de la furgoneta, los limpiabotas, los artesanos... Parece que me gusta Damasco.

6 comentarios:

chiri dijo...

Impresionante el correo con el posado, a lo portada de interviu, de Marcos en el Mar Muerto! No se habia visto cosa igual desde los posados de la Obregon!! Por cierto, llevabas camiseta blanca o es ese "tu moreno de piel", jaja!
ML espero q vayas poco a poco mejor de tus tripitas. Marcos, le has aconsejado tomar el "yogurt Casper" como haciamos en Benidorm??
Un abrazo!
P.D: hoy hemos ido a los Karts y solo voy a decir 2 cosas: 4º y he lijado a Chino!!

Belén dijo...

Vaya con el arroz Ml!!!!

Cuida con las comiditas nena que los cambios de aguas ya se sabe :)

Y parece que Siria es más amable que Jordania, me alegro!

Besicos

cristina dijo...

Hola!!!!!
Por fin saco un buen rato para ponerme al día
Y ya estoy enganchada!
Muchos besotes

NU dijo...

ML recuerda: la diferencia entre ser turista y ser viajero, es q no tienes ruta prefijada, ni dia de vuelta, vas montando sobre la marcha... Que es eso de q no puedes vivir sin la Lonely???? Seguro q si lo intentais os moveis perfectamente sin ninguna guia, al principio puede dar un poco de miedo escenico, pero ya veras como es posible ;) Si total, las guias solo dicen que visitar, donde comer y dormir y poco más... Empezar a viajar sin guia es el mejor curriculum para poder llegar a ser algun dia escritor de guias, ya sabes "viajar por la cara" ;PPP Hay que ir curtiendose.Imagina q te contrata la Lonely para escribir una guia de Damasco, que escribirias??? Seguro q ya sabes sitios donde dormir, formas de trasportarse, donde comer... Si estais hechos unos expertos viajeros.
En el fondo me dais una envidia... Bueno, en el fondo y en la forma ;) jejeje
Un besote a los 2

Silvia dijo...

Hola chicos!A nosotros ya nos queda poco.Solo 1 semana y 1 dia para seguir disfrutando de este increíble pais.Ya me reengancharia yo con vosotros a Nepal... La verdad es que es un pais precioso y llevarse la comida desde España ayuda a disfrutar mas de el (con la pasta que te ahorras te da para hacer un montón de cosas).
Bueno ya seguiremos contando, que con esto del wireless gratis es una gozada.
Cuidaos mucho sobre todo y disfrutadlo hasta el ultimo segundo.
Besicos.
Silvia y Nacho.

Sila dijo...

Os guardo todos los recortes del Heraldo, así que no os preocupéis. Ahora, se os ve con menos estrés monetario, más cómodos y sanotes. Si que pateáis para que la bota del Marcis esté rota, si encima no os dan los calcetines los de la lavandería sería la "lesche", je, je... Llevamos una semanica de mucho ajetreo saliendo por Zaragoza con ésto de la EXPO hay mucho ambiente en cualquier lado y cualquier día. Los que no tenemos la oportunidad de viajar por ahí y vivimos en Zaragoza, no nos va mal para explayarnos. Hasta tenemos playa... Un día fuimos las chicas al "Plata", creo que único cafe-cabaret de Spain ¿No, Belen? Lo han reformado y está en el Tubo de Zaragoza (para los que son de fuera) fue muy divertido. Ya ves nuestro plan de verano, igual a "plan ocioso". Mañana toca visita a la EXPO, buscaré el pabellón de Siria, si lo hay, que en el de Jordanía ya hemos estado.
Besicos gordos.
Alis