viernes, 25 de julio de 2008

Cuando no sabes que es lo correcto

Durante los viajes que hemos realizado siempre te encuentras ante situaciones en las que no sabes muy bien como actuar, en especial ante la mendicidad. Despues de reflexiones varias tenemos nuestro propio codigo basico, a pesar de lo cual seguimos cuestionandonos si actuamos bien.

Tenemos claro que no se debe fomentar la mendicidad y una de nuestras maximas es no dar dinero a los niños. Tampoco dulces, producen caries, ni boligrafos ya que en la India nos intentaban vender los que les habian dado otros turistas. En el caso de decidir dar algo de dinero siempre se lo damos a los adultos que estan con ellos. Entendemos que es dificil cambiar la situacion y que una limosna puede sacar de un apuro aunque sabemos que no es la solucion. Aun con todo somos incapaces de no darles algo de dinero a los que creemos que mas lo necesitan, ya que en estos paises todavia lo tienen mas complicado.

Creo que nunca olvidare a un niño de unos 5 años que llevaba a un bebe desnutrido en brazos y nos pidio dinero en la India. Le acompañamos para que eligiera algo para comer en las tiendas cercanas y tambien un zumo de frutas. Lamentablemente no habia nada apropiado para el bebe pero compartio su comida con el. No supimos encontrar una forma mejor de ayudarle y se que su futuro habra sido incierto. Me gustaria que alguien con mayor poder de decision tuviera experiencias parecidas para poder conseguir de una vez que el 0'7% se destinara a ayudar a paises menos desarrollados.

Nosotros intentamos colaborar con ONGs desde España aun dudando de si es la manera mas efectiva. Otros viajeros han encontrado mejor solucion en ayudar a ONG locales y desde aqui les animamos a continuar, en especial al proyecto de El viajero solidario en Zaragoza y a la pareja de Lavueltaalmundo.net.

En Jordania no hemos visto mucha mendicidad, si bien nos ha sorprendido ver muchos niños "trabajando" en los sitios turísticos, como por ejemplo llevando a los burros en Petra. Esto todavía choca más en un país cuyo nivel de vida es bastante elevado en comparación con sus vecinos.

Bueno, que me enrollo. Todo esto venia porque el otro dia estabamos cenando en un sitio de comida rapida en Amman (los restaurantes cierran pronto por aqui y nos habia atrapado el internet) cuando entro un niño de unos 9 años pidiendo dinero. Unos turistas de la mesa de al lado le dieron alguna moneda pero nosotros le intentamos explicar que si queria le comprabamos algo para comer. El insitia en el dinero y se señalo la tripa como que no tenia hambre. Le pedimos al camarero que se lo explicara y al final acepto que le compraramos un bocadillo para comerselo alli. Un poco a disgusto, creo, se lo comio y ya se iba cuando el camarero le dijo que nos diera las gracias. Los turistas de al lado nos dijeron "good policy" pero siempre te quedas con la duda de si estaras actuando de la manera correcta.

6 comentarios:

Belén dijo...

No meparece mala politica en absoluto, es mas,esapolítica la pongo en práctica con los mendigos de aquí...

besicos guapa, estas mejor?

Besos a tu marido :P

chiri dijo...

Totalmente deacuerdo tanto por vuestra manera de actuar como en vuestras ideas reflejadas en el blog. Ojala los q realmente tienen poder tomaran nota para no tener q llegar a estas situaciones.
Por cier, q estas ML? Mejor de lo tuyo?
Un abrazo
P.D: no voy a hacer declaraciones sobre mi vida privada, jaja.

Sila dijo...

El otro día, volviendo de mi semana estupenda en Cádiz, sin escatimar en gastos, mientras tomábamos, a la espera del AVE dirección a Zaragoza, un café en Atocha, vino un señor delgado, mayor,un poco sucio, de tez negruzca y pocos dientes a pedirnos dinero para comer, 50 o 60 céntimos dijo. Siempre digo que no porque creía que en España lo que es para comer a nadie le faltaba, que había modos de obtener sustento (albergues, ayudas sociales, centros sociales religiosos o no,vecinos, amigos incluso comida recien caducada en centros comerciales que dan). Pensé a éste le doy dinero y se lo gasta en beber, así, que no... Al momento ví que rebuscaba en mesas sin gente, bebida y comida, reuniendo sobras. Me sentí realmente mal y corriendo fui a por un bocata de Jamón, se lo dí, y, apenas le dejé darme las "gracias" porque me largué para no sufrir. Lo curioso es que de la veintena que estábamos en esa cafetería y nos pidió, sólo corrí yo... Quiero pensar que el resto sintió vergüenza "paralizante". Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices y haces, nos debemos rasgar nuestras vestiduras, valorar lo que tenemos, y, dar mucho mal para ofrecer lo que podamos entre todos (0,7%), mientras sólo podemos ofrecer ayuda simbólica en momentos puntuales.
Cuidate mucho esas tripillas, tu punto débil,come todo bien cocido y líquidos embotellados ¿eh? Que queda mucho trayecto y queremos más aventuras y reflexiones.
Besicoss gordos a ambos. Alis

Ivan dijo...

Ml, no creo que pudiera condensar en un comentario mi opinion al respecto, pero considero que vuestra "policy" es cuanto menos la menos mala.

Muchas veces, ves situaciones que te hacen pensar y reconsiderar tus opiniones y justo por eso es bueno viajar. Si como dices, quienes tienen el poder para cambiar las cosas viajaran mas, quiza otro gallo cantaria (ultimamente he visto algun ejemplo que me hace dudarlo).

De todas formas, yo soy totalmente contrario a las ONGs y similares, solo hay que ver lo que han hecho en africa, muchas de ellas corruptas o vinculadas a propositos evangelizadores y totalmente fuera de lugar. Por lo que hay que luchas es por cambiar los gobiernos, las mentalidades de las personas y, sobretodo, la forma en la que el norte explota al sur.

Pero a falta de eso, siempre ayudan las excepciones.

Un abrazo

Isabel dijo...

Hola chicos, aqui esta la rezagada, FELICIDADES MARCOS!!bueno mas vale tarde,no?
M Luisa,ya me dijo Alis que estabas regular.Espero que estes mejor de tus tripitas.Ya contaras que tal se le da a Marcos de enfermero, y a la vuelta le guardo algun hueco en el hospital ;)
Que sepais que me acuerdo muchisimo de vosotros( aunque suene cursi)Un besico muy gordo

cristina dijo...

Hola, no se si recordaras cuando os contaba situaciones en Bolivia, muy parecidas a las que cuentas... Verte delante de ellas, especialmente si niños es muy duro, y siempre hay gente que censurará esta postura, pero los cooperantes que vivían y trabajaban alli pensaban como vosotros y yo os apoyo tambien