lunes, 2 de agosto de 2010

Explorando el P. N. Gunung Mulu

Este parque nacional es uno de lo más famosos de Borneo, principalmente por su bosque lluvioso y sus cuevas, desde una de las cuales salen millones de murciélagos al anochecer. Debido a su popularidad, recomiendan reservar el alojamiento con tiempo pero nosotros nos confiamos y cruzamos los dedos para que hubiera un hueco durante las tres noches que íbamos a estar.

Llegamos en el último vuelo del día, sobre las tres de la tarde. Cogimos rápido las mochilas y nos montamos en el primer todoterreno que iba hacia las oficinas centrales del parque (5 MYR por persona). Tenían tal lío montado con las reservas entre pizarras y libretas que no se aclaraban demasiado. Nos pidieron que volviéramos cuando todo el mundo hubiera llegado, para saber con certeza si quedaba algo libre. Esa misma tarde ya habían salido todos los tours, el último lo hace a las 2:15 pm, así que fuimos a comer tranquilamente. 

Tuvimos buena suerte y nos encontraron sitio en el dormitorio común para dos noches (40 MYR por persona y día) y la tercera la podíamos hacer en una habitación doble con baño privado (110 MYR). Las instalaciones están bastante bien, espacios amplios, los baños limpios y con agua caliente, e  incluso hay un lugar donde lavarte la ropa y tenderla. También hay un restaurante en el que sirven el desayuno (incluido) y comidas hasta las nueve de la noche.

El modelo de explotación turística de los parques naturales de Malasia nos recuerda bastante al de Costa Rica. Prácticamente no tienes opciones de hacer excursiones por tu cuenta, así que además de pagar la entrada (10 MYR por estancia) tienes que tener el monedero preparado y abrirlo para cada actividad. Por si no te llega con el dinero en efectivo, puedes pagar con tarjeta añadiendo un 2% extra. Queremos pensar que servirá para conservar la selva malaya. 

Descartamos los trekkings de varios días (ascensión al Gunung Mulu, los Pinnacles o el sendero de los cortadores de cabezas) e hicimos lo típico:

1) Cuevas Wind y Clearwater (30 MYR por el bote + 10 MYR por el guía).

A las 8:30 de la mañana te acompañan a coger una barca río arriba. Hace una breve parada en un pequeño pueblo donde hay un mercado para turistas y una longhouse. Después se visita la primera cueva que se llama asi porque salía aire fresco hacia el exterior. El sendero está iluminado y entablado, así que se podría recorrer sin guía perfectamente, pero está totalmente prohibido. Un corto camino elevado sobre la orilla del río, te lleva a la otra cueva, en cuya entrada puedes nadar en las transparentes aguas que le dan nombre. Se vuelve en barco hasta las oficinas del parque, sobre las 12:30. Sinceramente no nos parecieron especialmente impresionantes, más aún habiendo visitado hace poco otras cuevas en Eslovenia.


2) Excursión a la cascada Paku (gratis, casi la única opción por libre).

El camino está perfectamente señalizado, cogiendo un desvío a la izquierda desde el sendero principal que va a las cuevas Deer y Langs y es coincidente con el principio de la caminata hasta el campo 1 para aquellos que quieren ascender al Gunung Mulu, pero está prohibido ir sin guía más allá de la cascada. 


A partir del desvío caminas sobre el barro, así que si llueve hay que tener cuidado con las sanguijuelas. Por suerte, no se dió el caso. Aunque la cascada no es ninguna maravilla el camino entre los inmensos árboles hace que merezca la pena.


3) Cuevas Langs y Deer (10 MYR, con guía).    

Este tour sale a las 14 o 14:30 pm de las oficinas centrales y acaba sobre las 17:30 pm en el observatorio preparado para ver la salida de los murciélagos, una de las principales atracciones del parque.

La cueva Langs, aunque de menor tamaño que las anteriores, tiene formaciones más impresionantes. En la otra, considerada la cueva pasaje más larga del mundo, es donde viven los murciélagos y donde dejan sus excrementos que ambientan demasiado la visita.



Después viene la esperada salida de los murciélagos en busca de alimento, pero no lo hacen todas las noches. Menos mal que el día anterior, como terminamos pronto en la cascada Paku, nos acercamos para verlo porque cuando fuimos con la excursión guiada llovió durante la tarde y no salieron.




4) Canopy Skywalk (30 MYR, con guía)

Nos apuntamos para tener algo más que hacer pero debe tener bastante éxito porque estaban llenas todas las salidas del viernes, así que reservamos para la mañana siguiente, antes del vuelo de regreso a Miri. El guía te acompaña desde las oficinas hasta la entrada y durante los 480m que caminas por las pasarelas que han construido a unos 25/30 metros de altura, para poder ver la selva desde otro punto de vista. Ya habíamos hecho algo similar en el P.N. Taman Negara, en la Malasia peninsular, y creo que con una vez es suficiente.

3 comentarios:

Silvia dijo...

Madre mía, qué pasada lo de los murciélagos...

No me puedo creer que Marcos pasara por ese puente.

Nada, chicos, suerte con el tiempo para Camboya, os mandaremos un poco de sol de aquí.

Un besico

Isabel dijo...

Hola de nuevo! ya se acabaron las vacaciones y ya vuelvo a ser asidua del blog. Vaya puente colgante...yo tambien he pasado por un puente de esos en "villanua", me pillaba mas cerca, por algo se empieza...
Un besico y que vaya bien por Camboya

team blog dijo...

Hola
Me gustaría contactar con vosotros para el tema de Mulu- Sarawak
este es mi email
info@espeleofoto.com
un saludo
Roberto