domingo, 22 de noviembre de 2009

Crater de Ngorongoro

Visitar este Area de Conservación es otro momento mágico dentro de un viaje a Tanzania, tanto por su paisaje como por la cantidad de animales que pueden verse en esta enorme caldera perfecta, de 19 kms. de diámetro.

11 de Julio. Quinto día de safari: Crater de Ngorongoro y vuelta a Arusha.


Tras pasar la noche en un camping situado en el borde del cráter, madrugamos para hacer un game drive desde el amanecer hasta mediodía. Comenzamos descendiendo por una sinuosa pista de tierra, cuando todavía están las paredes del cráter parcialmente cubiertas de nubes que poco a poco se irán disipando a lo largo de la mañana.


Una vez más Peter prefiere ir por pistas diferentes a los demás todoterrenos lo que nos permite disfrutar de una manera más intima del contacto con los animales. Vemos cebras, ñus, gacelas, hienas, hipopótamos, jabalíes verrugosos, avestruces, buitres... Tan sólo no están presentes las jirafas porque debido a la morfología de sus patas no pueden descender al fondo del cráter. Incluso a lo lejos vemos un rinoceronte; objetivo de muchos turistas en Africa cumplido, hemos visto los cinco grandes: león, búfalo, leopardo, elefante y rinoceronte.


Vemos un grupo de once leonas con cachorros, algún elefante suelto y otro momento especial en todo safari: dos intentos de caza. Es curioso que cuando vemos los documentales de "La 2" en la televisión siempre queremos que la cebra consiga escapar de ese león tan malo. Sin embargo, cuando estás allí, viviéndolo tan de cerca, todos los turistas gritamos "¡Oooohhh!" cuando consiguieron escaparse. Las leonas habían estado acercándose, agazapadas, estratégicamente situadas para que el viento fuera hacia otro lado y su olor no llegara a las cebras. Pero aún con todo han salvado la vida.


Dentro del cráter hay lagos de agua salada, con flamencos aunque no demasiados, y de agua dulce donde se acercan los animales a beber. Allí podemos descender del vehículo y estirar un poco las piernas.

Para abandonar la caldera se utiliza otra pista que atraviesa un frondoso bosque. El conductor nos advierte de que no podrá parar para que hagamos fotos debido a la pendiente y al tráfico. Intento retener en mi memoria las espectaculares instantáneas que no puedo hacer con la cámara.


Comemos en el camping antes de partir hacia Arusha donde llegamos pasadas las cinco de la tarde. Es sábado y de nuevo vemos desfiles y comparsas de invitados a las bodas que se acaban de celebrar.

Nos despedimos de Peter y de Rafael, el cocinero, y les damos la propina de rigor. Buscamos un hotel un poco mejor, el Kutundu, con baño de agua caliente. Cenamos pizza y pasta y a dormir que hoy toca cama.

4 comentarios:

シbilly dijo...

espectaculares fotos, los intentos de caza me imagino que fueron tensos, bueno espero que sigan contando mas se ve interesante tu viaje

Noelplebeyo dijo...

Me uno a vuestras aventuras...me encanta viajar y ver los viajes de los demás

Saludos

Mr Xez dijo...

Me parece entender que vais de viaje cuando podéis y los publicáis en el blog... muy bien, espero seguiros, y ya que no creo que me pueda ir a África, al menos lo veo

Saludos

laloybea dijo...

Que pacha¡¡¡¡ jeje despues de las tortugas y las foquitas tendremos que ir para africa¡¡¡¡
Torrija torrija¡¡¡¡