miércoles, 25 de febrero de 2009

Recorriendo Fiordland

Entre Te Anau y el Milford Track, ya habíamos pasado unos días en Fiordland. Pero nos apetecía conocer algo más de esta región de Nueva Zelanda de la que teníamos buenas referencias.

4 de diciembre: Milford Road

Siguiendo las recomendaciones de dedicar un tiempo a la Milford Road decidimos volver a recorrerla, esta vez en coche. Esta carretera es famosa no solo por conducirte hasta el Milford Sound, sino por los paisajes y caminatas de sus alrededores.

Paisaje cercano a la Milford RoadPaisaje cercano a la Milford Road

Se supone que de 8 a 11 de la mañana los autobuses de los tours colapsan esta vía, así que estaba claro: no íbamos a madrugar. Nos acercamos al DOC para pedir información sobre los paseos que podíamos hacer en el día y consultar la previsión del tiempo. Como dan bueno para el fin de semana nos decidimos a reservar un crucero por el Doubtful con Real Journeys (Respuesta 9: Verdad). La chica insiste en aplicarnos una oferta que nos ahorra 70 dólares neozelandeses por cabeza... no vamos a decir que no!

Una de las decenas de cascadas del Milford SoundUna de las decenas de cascadas del Milford Sound

Ya en la Milford Road, vamos parando para ver un campo de flores moradas, el mirador sobre el valle Eglinton, los Mirror Lakes y el Knobs Flat hasta llegar al lago Gunn, donde comemos. A pesar de que empieza a llover nos damos prisa para llegar al embarcadero antes de las 4 y media. Queremos hacer el crucero por el Milford que ofrece Mitre Peak. Habíamos elegido esta opción porque el barco era más pequeño y a esas horas se supone que hay menos gente. También por el precio y la duración, aunque son casi iguales que en el resto de compañías. Normalmente se realiza el crucero cuando terminas el Milford Track, pero conociéndonos, habíamos preferido dejarlo para otro día y no llegar tarde a la cita.

Durante el crucero por el Milford, con el Mitre Peak al fondoDurante el crucero por el Milford, con el Mitre Peak al fondo

Ha dejado de llover cuando zarpamos, pero el cielo sigue muy gris. Va mejorando poco a poco mientras "paseamos" por el fiordo tranquilamente. Las vistas son buenas, disfrutamos de las focas y las cascadas... tanto que ML se queda sin fotos una vez más. Ya en tierra, hacemos un par de caminatas cortas por la orilla para ver el Mitre Peak (estampa típica del fiordo).

Milford Sound y Mitre Peak, desde tierraMilford Sound y Mitre Peak, desde tierra

No hay manera de descargar la cámara en los albergues de la zona y terminamos bajando hasta el lago Gunn a dormir. No se puede acampar en la carretera así que tenemos que ir hasta este camping "básico" del DOC. Eso significa un lugar para aparcar y una letrina que es mejor no usar. Se supone que tienes que apuntarte en un papel y echar el dinero en una honesty box, porque el lugar no está vigilado. De camino, alguna parada más para apreciar el paisaje, sobre todo en el Homer Tunnel.

5 de diciembre: Milford Road (II)

Madrugamos un poco y vamos a The Divide a desayunar. Desde allí, subimos andando al Key Summit (2,5h) que tiene buenas vistas de los alrededores: el lago Marian, el principio del Routeburn Track, el Hollyford Valley,...

Vistas desde Key SummitVistas desde Key Summit

Después de algún otro mirador con su paseo correspondiente, empezamos el camino de vuelta hacia Te Anau. Nos tomamos la tarde de relax: supermercado, Internet gratis en la biblioteca pública (y copia de seguridad de las fotos en DVD), descanso,... Cenamos bien y nos vamos a dormir al camping que hay camino de Manapouri.

6 de diciembre: Crucero por el Doubtful Sound

Preparamos la mochila sin prisas, desayunamos en la terraza del bar Catedral disfrutando el buen día que hace. Dejamos el coche bien aparcado y nos acercamos a hacer el checkin del crucero. Menos mal que esta vez la predicción del tiempo ha acertado. Después de esperarnos 1 día...

Crucero por el Lago ManapouriCrucero por el Lago Manapouri

A las 12:20 zarpa el primer barco del día, que nos llevará por el Lago Manapouri hasta la otra punta. Allí nos espera un bus que cruza un pequeño puerto de montaña y nos deja en la Deep Cove, donde empieza el fiordo. De camino, algunas cascadas y una parada en el mirador desde el que podemos hacer buenas fotos del Sound. Cielo azul.

Doubtful Sound desde la carreteraDoubtful Sound desde la carretera

De crucero por el Doubtful SoundDe crucero por el Doubtful Sound

El barco en el que vamos a pasar la noche tiene buena pinta. Compartimos camarote con un hombrecillo de Texas y su hija. Por la tarde nos apuntamos a hacer kayak... ML se creía que iba a ser más fácil. No hay manera de manejar ese cacharro! (Respuesta 15: Mentira).

Nos secamos y calentamos el cuerpo con una sopa. El crucero por el fiordo continúa, con este día tan bueno se ven las cosas de otra manera. También tenemos suerte con la fauna y podemos ver focas y pingüinos en la orilla.

Pingüinos durante el crucero por el Doubtful SoundPingüinos durante el crucero por el Doubtful Sound

La cena, muy correcta. Después acudimos a la charla que da la guía naturalista del barco. Tiene fotos bastante curiosas: el fiordo nevado, las máquinas para pelar possums,... Lo cierto es que están bastante obsesionados con este animalito al que consideran una plaga. Medio en serio, medio en broma nos anima a atropellarlo si se nos cruza por la carretera. No le haremos caso (Respuesta 16: Mentira).

7 de diciembre: Termina el crucero

Nos hacen madrugar pero es por un buen fin: disfrutar de las vistas. El barco se mete por uno de los brazos laterales del fiordo, donde las montañas se reflejan en el agua de forma casi perfecta. Apagan los motores y nos piden que guardemos silencio durante 5 minutos. Sólo se oyen las cascadas y los pájaros. Qué sensación!

Silencio en el Doubtful SoundSilencio

En el camino de regreso al embarcadero todavía tenemos tiempo de ver delfines "nariz de botella" que nadan junto al barco y saltan de vez en cuando para exhibirse.

Delfines nariz de botella durante el crucero por el Doubtful SoundLos delfines, broche de oro al crucero

Deshacemos el recorrido hasta Manapouri (bus y barco) y desde allí volvemos en coche a Te Anau. Vamos al cine a ver el documental Ata Whenua (Shadowland), con escenas de Fiordland desde el aire. Está bien, aunque casi nos quedamos dormidos.

Comemos una pizza en una terracita, para aprovechar el sol, y salimos rumbo a Queenstown.

6 comentarios:

Ivan dijo...

Hombre! Me alegra que nos hayais hecho caso a los lectores y sigais completando el viaje :)

Isabel dijo...

Hola!! Ya veis que aqui seguimos al pie del cañon esperando leer vuestras aventuras y ver las fotos que estan geniales. Por cierto, para cuando un pase fotografico?
Un besico

Rocio dijo...

Qué maravilla! Cada vez que leo vuestro blog es como viajar un poquito. Gracias! Bueno y gracias también por mencionarnos en vuestro relato del Milford, compañeros de camino y lluvia!!!

Marta+Roberto dijo...

Cada foto mejora a la anterior...
sin palabras

ml dijo...

A Marcos le hubiera gustado participar en el maratón Kepler pero conincidió con nuestro crucerito por el Doubtful así que ahí va otra respuesta (aunque creo que esto lo habíais acertado todos, je,je).

Gracias por seguir leyéndonos y animándonos a terminar el blog.

Sila dijo...

Sigo con envidia, el último tramo de viaje también mereció mucho la pena... Con vosotros he aprendido algo, que se puede cambiar el "chip" y llegar donde sea, volver y otra vez marcharse, no hace falta saber mucho inglés (discount?) es cuestión de organización y no tener miedo. Besosss