martes, 20 de enero de 2009

Bichos, bichos y más bichos

Resulta difícil continuar escribiendo ya desde casa, después de haber vuelto a trabajar y con mil cosas pendientes en la cabeza... pero creo que después de haber escrito hasta aquí merece la pena hacer el esfuerzo de terminar de contar nuestro viaje.

24 de Noviembre

Según la guía hay varios lugares interesantes en el camino entre el Monte Cook y la costa este y decidimos hacer una selección. Comemos cerca de una presa donde se nos seca la ropa en un periquete y poco después paramos en un par de rocas con pinturas maoríes. No encontramos los Elephant Rocks donde rodaron una película de Narnia y que iba a ser nuestra próxima parada. Después de perdernos un poco por unas carreterillas secundarias llegamos Oamaru justo a tiempo para ver los pingüinos.


Tenemos dos opciones, ver a los pingüinos azules pagando o ir a una playa cercana (Bushy Beach) a ver una colonia de pingüinos amarillos for free. Por supuesto, nos decidimos por lo segundo y vamos hacia allí pasando por el casco antiguo de la ciudad. Aunque los escondites para poder verlos están bastante lejos hay un voluntario del departamento de convervación que presta prismáticos para poder "vigilar" la llegada de los pingüinos. Tenemos suerte y dos pasan muy cerca nuestro. A otros los vemos a lo lejos en la playa. Todavía continuamos hasta Kakanui donde dormimos escuchando el sonido del mar.


25 de Noviembre

Después de nuestro típico desayuno con leche y muffins de chocolate en la Spaceship, nos acercamos a Moeraki a ver sus famosos boulders. Desde luego parecen mucho más impresionantes en las postales que hemos visto pero dan juego para fotografiarlos. Y aunque hace bastante aire Marcos no necesita meterse piedras en los bolsillos (RESPUESTA 13: MENTIRA).



Mucho más interesante resulta nuestra visita a un faro cercano, donde podemos ver focas y pingüinos mucho más cerca de lo que hubiéramos imaginado y estando nosotros solos. Desde luego, un lugar muy recomendable para todos aquellos que visiten Nueva Zelanda. Después continuamos hasta el Shag Point donde también hay focas pero está mucho más concurrido.






Comemos de camino a Dunedin y la península de Otago. Al llegar nos acercamos al i-SITE (oficina de turismo) pero tan solo nos saben vender tours organizados y ante nuestras preguntas de ver fauna "gratis" nos dicen que no hay ningún lugar. También nos avisan que no se puede acampar por libre en toda la península así que iremos a un camping en Portobello, así aprovecharemos para hacer la colada. Antes de ir hacia allí descubrimos que se puede navegar gratis en la biblioteca (aunque no sirve para ver el correo electrónico) y descargamos las fotos en un ciber. Como siempre se nos hacen las mil y llegamos casi a las nueve al camping.

26 de Noviembre

Madrugamos para hacer la laundry y la liamos un poco porque no tenemos monedas sueltas y todavía no hay nadie en recepción, así que no podemos aprovechar mucho el principio de la mañana. Sobre las 11:30 estamos listos para comenzar la ruta por la península. Primera parada: Pilot Beach, en la punta. No vemos pingüinos, tan solo focas y leones a lo lejos, detrás de una valla. En el centro de Albatros miramos desde fuera a ver si vuela alguno pero no hay suerte, es epoca de anidamiento y hay menos movimiento en el aire. Desde los acantilados vemos alguna foca nadando y dando vueltas sobre sí misma y unas algas muy curiosas.

Continuamos explorando la península por carreteras de grava. Hacemos varias caminatas cortas desde el Sandy Mount, una hasta la cima y continuamos para ver unos acantilados (El Chasm), disfrutando de las vistas entre las ovejas.

Comemos dentro del coche porque hace mucho aire y seguimos rumbo a Sandfly Beach. Hay que bajar un buen trecho entre dunas pero merece la pena. Primero ve Marcos una foca en medio de la arena, bastante lejos del mar. Luego varias tumbadas en la playa (leones marinos y leones Hooker) y otra que nos sigue nadando. La vemos como sale del agua y va a molestar a los que están dormidos. Vaya pingajo!



Al final de la playa hay un escondite para ver pingüinos amarillos. Esperamos y hay suerte, vemos un par saliendo y después otro más. Nos quedamos para ver cómo van subiendo la gran pendiente entre los matorrales, pegando saltitos de vez en cuando. Qué majicos! Luego de vuelta al coche, vemos como sale otro y se va entre las dunas.

En una postal he visto que la Tunnel Beach tiene muy buena pinta. Así que cogemos la Southern Scenic Route (perdiéndonos en algún que otro desvío) hacia las Catlins. Casi al anochecer, con una luz muy especial, hacemos una visita rápida. Merece la pena. Al final hay un tunel por el que se baja a la playa (20 minutos ida, 40 subir). Continuamos por la carretera en busca de un lugar resguardado para poder cocinar la cena. En Brighton vemos otra furgoneta parada y decidimos quedarnos ahí para pasar la noche. Aún nos quedan ganas de ver nuestro primer DVD en la Space: Las 13 rosas. Vaya lloros me echo!




5 comentarios:

Ivan dijo...

Terminad el blog, que para lo que os queda... Además seguro que es un buen recuerdo más adelante.

Sila dijo...

Estoy con Ivan ¡A terminar lo empezado! Que están muy bien las historias de rocas, faros, focas y pingüinos para los que no hemos estado cerca. Gran película "Las 13 rosas",me viene a la cabeza momento lacrimógeno compartido con una película de Isabel Coixet...

Isabel dijo...

Por supuesto que teneis que seguir con el blog.aunque nos conteis cosas en directo tiene su puntillo mirar todos los dias el blog a ver que novedades hay.
que majicos los pingüinos y focas, y que cerca los tuvisteis,que envidia...
Un besico

Patricia dijo...

Ahora si que me dais mucha envidia: focas y pingüinos, me encantia verlos. Que chulo, seguid seguid

Belén dijo...

Si lo cerrais vosotros, lo cierro yo

Y si, es una amenaza, ea!

besicos